Se propone la reforma integral de este Villa Mediterránea construida en la década de los 70, para ello se plantea la apertura de muros de carga generando un espacio abierto y diáfano. Se crea una pieza única salón comedor cocina continuada exteriormente con un porche cubierto en la que a través de la introducción de materiales naturales conseguimos un espacio muy cómodo y agradable.

Respecto a la escalera se diseña un espacio en doble altura con barandilla de vidrio empotrada en la escalera, generando un espacio más fluido entre la Planta Baja y Primera.

 

Exteriormente se eliminan todos los elementos ornamentales de la Vivienda enfatizando las líneas rectas y dando a la volumetría exterior una imagen más fresca y dinámica.